¿Dónde practicar un sexo diferente sin correr riesgos?

Portada » ¿Dónde practicar un sexo diferente sin correr riesgos?

¿Dónde practicar un sexo diferente sin correr riesgos? Fuera o dentro de casa

¿Te aburres de tener sexo con tu pareja siempre en la cama? Si la respuesta es afirmativa, no te pierdas este artículo porque vamos a revelarte algunas variables para practicar un sexo diferente y que harán que tus relaciones sexuales vuelvan a recuperar todo su esplendor pasado.

El sexo, como cualquier otra cosa en la vida, si no se renueva termina aburriendo y desgastando la pareja. Con el paso del tiempo, lo transformamos en un acto más de nuestra vida, como el comer o el caminar. Y poco a poco lo vamos relegando al espacio de nuestra casa más cómodo y que menos esfuerzo requiere: la cama.

Si estás en esa etapa en la que el desordenar las sábanas con tu pareja ha dejado de ser un estímulo satisfactorio para ambos, ha llegado el momento de dejar a un lado vuestra zona de confort, de olvidar lo conocido y de disponerse a explorar espacios sexuales diferentes.

¿Sexo fuera de casa?

Esta es una estupenda opción. Practicar sexo en hoteles o en lugares públicos suele aportar una dosis de pasión y de morbo que renueva cualquier relación de pareja. No se trata de que os arriesguéis a ir presos por exhibicionismo sino de encontrar un lugar que, si bien tenga un mínimo riesgo, pueda convertirse en ese sitio donde la posibilidad de ser sorprendidos, sea alta. También podéis realizar un masaje erótico para parejas en Barcelona en nuestro centro de masajes Dharma.

Todo dependerá de vuestra personalidad. Si el simple hecho de exponeros a ser vistos hace que sufráis más que disfrutéis, no es lo más recomendable, salvo que este sufrimiento os excite más de lo que pensáis. En ese caso os recomendamos un bonito hotel en las afueras de la ciudad.

Pero, si os animáis a un vivir un poco más de riesgo, el iniciar una relación en el ascensor cuando está subiendo o bajando, por ejemplo, podría convertirse en una excelente opción para que, al menos, sirva como juego de calentamiento previo.

Otra opción maravillosa es la playa cuando no está muy concurrida. Estimular los genitales de nuestra pareja de forma disimulada, siempre vigilantes a no ser descubiertos, puede otorgarnos un inmenso placer.

Un parque público también puede servir y quien sabe, tal vez descubráis que podéis aumentar la pasión si os topáis con alguien dispuesto a miraros sin reparos. Nunca olvidéis que tomar este tipo de riesgo puede ocasionaros alguna denuncia y uno que otro dolor de cabeza. ¡Hacedlo con precaución!

Para terminar, el baño público es el que se lleva la palma. Ya sea que se trate de un parque, de una biblioteca o incluso el baño del lugar de trabajo. Esa sensación de que es un espacio entre privado y público, erotiza hasta al más frío de los mortales.

¿Sexo dentro de casa?

Seguramente la opción preferida por la mayoría es encontrar un espacio erótico dentro de casa para innovar en el sexo. Esta alternativa es mucho menos arriesgada, económica y no supone más esfuerzo que hacerlo en la cama.

El hogar brinda una gran cantidad de oportunidades para aprovechar. Veamos cuáles son:

El sofá

Este objeto de uso cotidiano que tantos momentos de dicha sexual nos ha brindado en otros tiempos, con el paso de los años lo vamos relegando a un sitio para mirar la televisión y poco más.

Recupera el sofá y verás qué divertido puede ser el volver a sentir la improvisación del “aquí te pillo, aquí te mato”.

El baño

Este es un clásico ¿no me digas que nunca lo has probado? El baño es el sitio más erótico de la casa y, si es bajo la ducha o dentro de la bañera, mejor aún.

El inodoro, con la tapa bajada, también tiene su punto para una original penetración “como Dios manda”.

Sobre la mesa de la cocina

Este es un sitio ideal. Es cómodo y permite movimientos amplios. Sin olvidarnos que tendremos a mano alimentos, como la nata o el cava, que pueden servirnos perfectamente para aumentar el morbo.

Eso sí, sea donde sea que elijas tener sexo con tu pareja, ten cuidado de no herir la sensibilidad de nadie. No es apropiado disfrutar del sexo dañando la integridad moral de los demás.

¿Y tú? ¿Has practicado sexo en algún lugar fuera de lo común? ¡Cuéntanoslo ahora!

2019-01-27T09:34:01+00:00enero 14th, 2019|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para mejorar la experiencia de navegación. Puede aceptar su uso o rechazarlo mediante la configuración de su navegador. En caso contrario, acepta el uso de cookies por el hecho de navegar por nuestra web. Política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
1
×
Hola, ¿En Qué puedo ayudarte?