¿Cuál es la postura sexual más peligrosa para tu pene?

Portada » ¿Cuál es la postura sexual más peligrosa para tu pene?

¿Cuál es la postura sexual más peligrosa para tu pene?…causas y preguntas más frecuentes 

Tienes que saber que existen algunas posturas en las relaciones sexuales que pueden ser peligrosas para tu pene. 

De hecho, hay posiciones sexuales que excitan tanto, que dejarte llevar por la pasión y las emociones puede poner en peligro la integridad de tu miembro viril.

¿El pene puede romperse durante el sexo?

Efectivamente, el pene no tiene hueso, pero puede sufrir una lesión que se conoce como “fractura del pene”.

Esta fractura se produce más comúnmente durante las relaciones sexuales a raíz de un movimiento demasiado brusco y siempre que tengas una erección firme.  En esta “fractura del pene” lo que se rompe es la “túnica albugínea”.

¿Qué es la túnica albugínea?

Se trata de una envoltura fibrosa del cuerpo cavernoso del pene y está relacionada directamente con la capacidad de mantener la erección. Puedes encontrar más información acerca de la túnica albugínea en la Wikipedia.

En un principio, se creía que la postura sexual que más peligro engendraba para que los hombres pudiesen sufrir una lesión en el pene, era la conocida como “postura vaquera” o 

“cowgirl”. Se trata de aquella pose en la que la mujer se sube sobre el hombre y “lo cabalga”.

Estudios recientes han confirmado que la conocida como “postura vaquera” no es la más peligrosa a la hora de sufrir una “fractura del pene”. El International Journal of Impotence Research  ha presentado un nuevo estudio en el que confirma que existe otra postura que lo es aún más. Estamos hablando de la “postura del perrito”.

La postura del perrito causa más lesiones en el pene

La “postura del perrito” es aquella en la que la mujer es penetrada por detrás, tanto anal como vaginalmente, mientras está en la posición conocida vulgarmente como “a cuatro patas”.

La del “perrito” es una de las posturas sexuales más placenteras y por tanto, la intensidad con la que el hombre puede llegar a empujar es tan grande, que conlleva un mayor riesgo de que pueda fracturar su pene. Lo más curioso es que la intensidad de dicho empuje, no solo se debe al placer que produce esta posición, sino también a la comodidad en la que ambos se encuentran.

Dicho de otra forma, si en una de las embestidas, el pene se desliza de forma no intencional fuera de la vagina, ese impulso puede hacer que golpee con fuerza contra el suelo pélvico o contra el hueso del pubis femenino, lo que puede generar una fractura en el pene.

El estudio dice que la mayor parte de este tipo de traumatismos se llevó a cabo manteniendo relaciones sexuales (77%), y de esa parte, un gran porcentaje (41%) ocurrió mientras las parejas hacían el amor en la “postura del perrito”.

El segundo lugar, en cuanto a posiciones sexuales peligrosas, lo ocupa la mencionada postura vaquera y el tercer lugar es para la “inocente” y antigua pose del misionero. Incluso la masturbación con demasiada velocidad puede llegar a producir este tipo de lesiones.

¿Cómo saber si te has fracturado el pene?

Cuando te fracturas el pene lo primero que oyes es un chasquido, sonará de forma similar al de la rotura de un hueso. A continuación sientes un dolor muy intenso y acto seguido, se te inflamará y deformará el pene significativamente. Al mismo tiempo podrás ver un hematoma en esa zona. 

Lo que tienes que hacer es ir rápidamente a urgencias. El tratamiento, en el mejor caso, solo consistirá aplicar hielo y la prescripción de anti-inflamatorios y analgésicos. En el peor caso, necesitarás una cirugía reparadora de la túnica albugínea.

¿Tengo que tener miedo a fracturarme el pene?

Definitivamente miedo NO ya que no es una lesión habitual. Se produce en uno de cada mil hombres y en la mayoría de los casos, son traumatismos leves. 

Lo que sí tienes que tener es precaución, no dejarte llevar por la pasión y la emoción, y mantener en todo momento el control durante la acometida.

El sexo tántrico: la forma ideal para cuidar tu pene

Nuestro consejo: practicar sexo tántrico es la mejor forma de evitar este tipo de traumatismos; no solo porque sus posturas son especialmente delicadas, suaves y lentas, en las que la relajación adquiere preponderancia, sino porque su esencia eminentemente espiritual te permitirá lograr un control mayor sobre tu mente, cuerpo y movimientos.

Si algo podemos asegurarte es que practicando sexo tantra, disfrutarás como nunca y difícilmente sufrirás daño alguno en el pene.

¿Qué opinas de las posturas sexuales mencionadas? ¿Alguna vez has sufrido una lesión en el pene?

2018-11-05T17:31:01+00:00septiembre 26th, 2018|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
1
×
Hola, ¿En Qué puedo ayudarte?