Masajes Eróticos; Cuerpo y Mente

Los beneficios espirituales y físicos de los masajes no pueden ser sobrestimados. Desde una perspectiva de la salud, el masaje tiene la capacidad de reducir los espasmos musculares, proporciona alivio al dolor y la rigidez muscular, además que estimula la circulación sanguínea y libera toxinas de nuestro cuerpo.

Pero en realidad el masaje es mucho más que solo eso, es también un viaje espiritual hacia nuestro interior. Los beneficios espirituales son realmente infinitos y pueden variar en función de qué tan profunda es tu relación con la tierra, tu cuerpo y tus sentidos.

¿Cuáles son los beneficios espirituales de los masajes?

A continuación te hablare acerca de los principales beneficios espirituales de los masajes. Beneficios que la mayoría de las veces desconocemos y que con frecuencia no les damos la importancia que realmente tienen.

Equilibrar nuestra energía espiritual

Los diferentes tipos y técnicas de masaje ofrecen formas de equilibrar nuestra energía espiritual, todo ello a través del tacto. Cualquier persona que recurra a métodos alternativos de curación, entiende que el masaje es algo más que obtener simplemente un masaje relajante.

Cada estilo de masaje brinda propiedades curativas distintas y se conectan con principios espirituales que van más allá de una simple dolencia muscular.

Canalizar nuestra energía

La mayoría de los diferentes tipos de masajes se consideran terapias táctiles porque proporcionan un masaje suave que canaliza la energía a través precisamente del tacto. El lado espiritual del masaje es tan beneficioso como el lado físico.

Algunas técnicas de masaje comienzan en la cabeza y recorren todo el cuerpo hacia abajo a través de lo que se conoce como los siete “chakras” o centros de energía de nuestro cuerpo. Gran parte de las técnicas de masaje se cree que son valiosas para el manejo diario del estrés.

También ofrecen beneficios en cuanto a promover la curación de enfermedades que incluyen el dolor crónico, las enfermedades cardíacas, la infertilidad, la diabetes e incluso el cáncer.

Renovación espiritual

Por lo general las personas que buscan un masaje lo hacen con la intención de sentirse mejor o curar sus dolencias. Lo que no saben es que al someterse a una sesión de masaje también pueden renovar su lado espiritual y sentirse completamente transformados.

Las técnicas de masaje incluyen movimientos rítmicos fluidos sobre el cuerpo para incitar una catarsis energética. Se trata de masajes profundos y resonantes que tienen el objetivo de restablecer, soltar y liberar emocionalmente a la persona.

Por lo tanto es como una terapia corporal muy terrenal y a menudo renovadora en términos espirituales. Además, los masajistas están capacitados para enfocarse completamente en el cliente, mostrando una actitud de amor y compasión, que al final de la sesión las personas se sienten agradecidas.

Más allá de solo un masaje corporal

Considerar solo el lado físico como el máximo beneficio de los masajes sería erróneo. Los masajes de todo tipo, tienen el poder de transportarte a lugares que nunca pensaste existían en tu interior.

Te permiten conectarte con tu yo interno y explorar sensaciones y sentimientos que realmente tienen un impacto positivo en tu lado espiritual. Los movimientos y presión combinados con los aceites herbales que a menudo se utilizan, contribuyen a equilibrar tu estado mental y al mismo tiempo tu sistema nervioso.

Experimentas una calma y relajación total que te ayuda a sacar el estrés de tu mente y cuerpo. Eventualmente, los masajes eróticos o de cualquier tipo, te ayudan a lograr cambios duraderos en tu bienestar emocional y físico.

Una terapia de masaje espiritual no solo te hace sentir bien, sino que juega un papel fundamental en el proceso de autocuración y empoderamiento. Experimentar un masaje te demostrará cuán importante es ser tocado, no únicamente en el sentido físico, sino también en lo emocional y espiritual.

Con frecuencia descuidados nuestras propias necesidades y deseos, colocando por delante siempre a los demás y promoviendo inconscientemente ciclos no saludables que no hacen más que agotarnos y desgastarnos mentalmente.

Pero al recurrir a la terapia tradicional de masaje podemos beneficiarnos de la curación energética y comenzar a restaurar nuestra salud en todos los niveles, no solo físicamente, sino también a un nivel más espiritual, teniendo una sensación más profunda de conexión y bienestar.

Al final, un masaje no solo te ayuda a aliviar dolencias físicas, también puede ayudarte a descubrir ese lado espiritual que todos tenemos pero que desconocemos cuán beneficioso puede llegar a ser.

0/5 (0 Reviews)