Sexo tántrico

Día a día vivimos ocupados y atareados por los deberes y el trabajo, estamos tan absorbidos por las cosas que dejamos de lado nuestra propia salud y satisfacción personal. 

Es muy común que debido al trabajo, los deberes y obligaciones, caigamos en la monotonía y cometamos el error de pensar que cuando tenemos sexo lo estamos haciendo de una forma placentera cuando en realidad no es así.

El acto sexual es una actividad que debe de requerir de tiempo, amor, satisfacción total, tranquilidad y por supuesto poder llegar al éxtasis. 

Si es que vives en una realidad donde has olvidado tu propio placer y satisfacción sexual, puede que el sexo tántrico sea la respuesta para volver a despertar tus sentidos y experimentar sensaciones muy placenteras.

¿Qué es el sexo tántrico?

El sexo tántrico es un acto sexual que tiene como fin lograr la máxima sensación del éxtasis mediante todos los sentidos, es decir, durante el sexo tántrico se pretende que las personas involucradas puedan vivir cada sensación, caricia, beso y emoción con la mayor intensidad. 

Se trata de poder tener una conexión única con el universo, el alma misma y el compañero o compañera. 

El sexo tántrico es una práctica que lleva años de implementarse con orígenes en el oriente y que se presenta principalmente en el budismo e hinduista. 

Se pretende que un buen sexo tántrico tenga un fin espiritual, pues mediante su práctica se deben de ir despertando los chakras del cuerpo.

En el sexo tántrico la eyaculación no es el fin, el fin es poder vivir el erotismo en su máximo esplendor, se trata de que el cuerpo pueda llegar a sentir en lugares que no hubieses imaginado, vivir el mayor orgasmo sin llegar a la eyaculación. 

¿Qué es el sillón tantra? 

Antes de saber que es un sillón tantra, de donde surge y para qué sirve hay que saber que es el tantra. 

El tantra es un conjunto de tradiciones, escritos y prácticas esotéricas de más de 4000 años de antigüedad, en ellas se habla de cómo usar todo tipo de deseo y sensación con un fin espiritual y de conexiones únicas con el universo y el alma.

El sexo tántrico, como su nombre lo dice, se basa en el tantra para su fin y su proceso, canaliza los deseos y las emociones para tener un acto sexual con un propósito espiritual. 

Sillón tantra

Entonces, ¿Qué es el sillón tantra? El sillón tantra surge con la finalidad ser un instrumento para poder mejorar e intensificar las sensaciones y los vínculos que se crean durante el sexo tántrico. 

Dicho instrumento es un sillón que fue diseñado y especialmente pensado para que una pareja pueda practicar distintas posiciones del Kamasutra en él y así poder incrementar el placer de dichas posiciones.

El sillón tantra brinda la posibilidad de poder experimentar nuevas posiciones saliendo de la monotonía y de la rutina sexual, con ello, se pretende despertar nuevas sensaciones y emociones. 

Tiene como fin generar nuevas experiencias sexuales y sensoriales. 

El diseño del sillón tantra fue pensado detenidamente, pues su función no es para usarse como un sofá normal y común donde la finalidad es poder sentarse o acostarse cómodamente y conseguir sueño. 

El sillón no se ha concebido al azar, sino fue pensado con sumo detalle con el fin de que no solamente los genitales sean quienes tengan placer, sino el cuerpo entero.

El sillón tantra y el sexo tántrico.

El sexo tántrico ayuda a canalizar los cinco sentidos del cuerpo para lograr un orgasmo placentero e intenso sin eyaculación. 

La razón de no eyacular mediante este tipo de sexo es que en religiones como el budismo, el semen es un líquido sagrado que no puede ser desperdiciado y al contraerlo se puede llegar a un orgasmo más intenso que con la eyaculación. 

Para lograr el fin del sexo tántrico, el sillón tantra sirve como una herramienta, pues la finalidad del sillón tantra es que todas las partes del cuerpo puedan recibir placer, no solo los genitales y el sexo tántrico se concentra en eso mismo.